Las migajas de la vía

A veces querida mía
partir quisiera del nido
dejando un beso sin ruido
y migajas en la vía

A veces, y muy resuelto
quisiera verte de lejos,
de tu fragua y de tus rezos
alejarme en paz y absuelto

Ya sentado en el desierto
donde nadie pueda verme,
confesarlo, atreverme,
que de mí no hay nada cierto

Cavar profundo mis venas
con la más filosa verdad,
desangrarme en sinceridad
aunque viva a duras penas

Y en aquel silencio hermoso
que el hombre probo atravieza
sentiría la tibieza
del anhelado reposo

Libre al fin de mi agonía,
aunque sin vida, corriendo
volvería a ti, siguiendo
las migajas de la vía

-Richard Parker-

Anuncios